Un ataque a la imagen

Seguridad Ejecutiva Protección Ejecutiva servicios de protección

Los ataques que pueden sufrir altos funcionarios y personajes públicos no siempre son físicos. Muchas veces el ataque va contra la imagen del protegido. Este tipo de agresiones a veces pueden ser más efectivas para el propósito de los adversarios de la persona que una agresión corporal. La finalidad es que algún tipo de incidente sea provocado, videograbado y, posteriormente, puesto en circulación en los medios y en las redes sociales, creando, así, noticias negativas contra la persona en cuestión y para el movimiento o el grupo político y/o social al cual pertenece.

Un incidente semejante sucedió al parecer en la mañana del 31 de agosto, durante la entrada del Secretario de la SEDENA a Palacio Nacional. En el momento de su arribo al recinto, frente a la puerta estaba apostado un pequeño pero agresivo grupo de manifestantes tratando de impedirle la entrada. En ese momento, del edificio salió un grupo de policías militares que, después de una breve trifulca con los manifestantes, logró permitir la entrada del Secretario a Palacio Nacional. El evento fue videograbado y luego comenzó a circular en las redes, donde varios “opinadores” y comunicadores señalaban el “uso excesivo” de la fuerza por parte de los militares, su falta de pericia y planeación, entre otras cosas más (poco favorables, en general), tratando de resaltar lo inadecuado de la acción, para poner en entredicho la capacidad de los operadores.

Sin embargo, nadie se dio cuenta de la identidad del verdadero agresor. Éste no fue aquel parado frente a la puerta de Palacio Nacional, ni quien entró en la riña con los militares. El verdadero agresor era aquel quien estaba tomando el video. Si nos fijamos con atención, el “atacante a la imagen” estaba ubicado oportunamente en un lugar que le permitía grabar toda la escena y desde donde pudo distinguir perfectamente a todos los actores. Un cuadro digno de película.

Por supuesto que el atacante sabía lo que estaba buscando y lo que iba a suceder. Estaba claro que los militares no podían permitirse que su protegido se encontrara expuesto por un tiempo prolongado frente a la entrada, ya que esto implica un riesgo importante , particularmente si tomamos en cuenta la presente coyuntura respecto a las amenazas en contra de los altos ejecutivos del Gobierno. Desde luego que el cuerpo de seguridad tendrá que actuar, y esta acción será material oportuno para quienes se dedican a atacar a la imagen, como así sucedió.

Quienes arremeten contra la imagen con frecuencia usan las acciones del equipo de seguridad para lograr su objetivo. Siempre se diseña una situación en la cual ponen al personal de seguridad ante una disyuntiva muy delicada: proteger la integridad física de la persona o proteger su imagen. Este es un tema ampliamente tratado en mi libro Protección ejecutiva en el siglo XXI: La nueva doctrina. Los sucesos de esta mañana ponen al descubierto lo que pasó realmente: ante un dilema complicado, se optó por proteger la integridad física, lo que generó una trifulca que, a su vez, sirvió como material para las redes sociales.

Es fundamental que todos los cuerpos de seguridad ejecutiva, públicos y privados, siempre tengan en cuenta este tipo de ataques (los ataques a la imagen), cada vez más frecuentes y efectivos conforme avanza la “realidad” digital. No se debe permitir que los “agresores” nos pongan a elegir entre imagen o integridad física, ya que ambas pueden resultar peligrosamente afectadas. El cambio de enfoque en la Protección Ejecutiva es fundamental para poder dar una respuesta adecuada a todo tipo de amenazas que están germinando en una sociedad cada vez más volátil.

Ivan Ivanovich

CEO de AGS Group

autor del libro Protección Ejecutiva en el siglo XXI: La nueva doctrina.

Representante IBSSA en México (Internacional Bodyguard and Security Services Association).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Contravigilancia en la Protección Ejecutiva: lo más importante pero lo menos usado

Contravigilancia en la Protección Ejecutiva: lo más importante pero lo menos usado

Hace varios meses escribí un artículo sobre la inexistente estructura de prevención en la protección ejecutiva, haciendo particular énfasis en...

by AGS Group
Atentado en el Aeropuerto: Son vehículos blindados y no balaceras la base de la seguridad en los traslados

Atentado en el Aeropuerto: Son vehículos blindados y no balaceras la base de la seguridad en los traslados

No ha pasado ni un mes desde que se desató una balacera durante un intento de robo de vehículo en...

by AGS Group
Tiroteo en Santa Fe: El arma no sustituye el vehículo blindado

Tiroteo en Santa Fe: El arma no sustituye el vehículo blindado

Hemos insistido en muchas ocasiones que las personas armadas en un vehículo sin blindar representan un peligro para los ocupantes...

by AGS Group
Tres pasos para frustrar un ataque

Tres pasos para frustrar un ataque

Las agresiones perpetradas en contra de los ejecutivos por los delincuentes profesionales implican un proceso de preparación relativamente largo. Este...

by AGS Group
Executive Protection and the use of firearms

Executive Protection and the use of firearms

There has been a lot of discussion about the effectiveness of firearms in Executive Protection.  For many protectors, as well...

by AGS Group
La Protección Ejecutiva a la vanguardia: entrenamiento de escoltas en la era digital

La Protección Ejecutiva a la vanguardia: entrenamiento de escoltas en la era digital

La protección ejecutiva está cambiando, nos guste o no, estemos conscientes de ello o no, empujada por los grandes cambios...

by AGS Group

Rellena el formulario y pronto te contactaremos

Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?